LA HISTORIA DEL TENIS: DESDE EGIPTO HASTA LA CREACION DEL TORNEO MAS ANTIGUO

El Tenis en el Antiguo Egipto

Allá por el año 2500 AC, nada menos que en Egipto, el tenis ya se practicaba. Claro, no de la misma manera que en la actualidad. Un bate de madera se utilizaba como raqueta, mientras que la pelota era de cuero.
La palabra tenis podría derivar de la ciudad egipcia de Tinnis, ubicaba a orillas del Nilo.

El Tenis en América Precolombina

Varios pueblos de América jugaban al tenis antes de la llegada de Colón.
Los Arahuacos, en el centro-sur del continente, tenían reglas un tanto crueles: al que perdía un partido le cortaban la cabeza.
Los Incas lo llamaban “chaza”. Ellos, junto a los Mayas, disputaban el Abierto de los Andes.
La pelota que usaban para jugar al tenis era de caucho, mientras que la mano hacía de raqueta.
Para todos estos pueblos de la historia, el tenis significaba un buen entrenamiento, el cual los preparaba para cazar, pescar, o defender sus tierras.

El Padre del Tenis: Un Hito de la Historia

El inglés Walter Wingfield patentó el tenis, jugado como se lo conoce en la actualidad. Fue en el año 1874 y le dio el nombre de “SPHAIRISTIKE” (que en griego significa el arte de la pelota).
Con Walter Wingfield como pionero, los ingleses difundieron el tenis con reglas comunes para todos los países.
A partir de 1877 se lo llamó LAWN TENNIS (tenis sobre césped). Con el transcurso del tiempo fue cobrando mayor popularidad, y a practicarse en otras superficies. Estas circunstancias llevaron a un nuevo cambio de nombre, de LAWN TENNIS a TENNIS (tenis).

El Torneo más Antiguo del Mundo: Wimbledon

Wimbledon es el torneo más antiguo del mundo creado en 1877. Es el único de los 4 torneos de Grand Slam que se juega sobre hierba. Se disputa en “The All England Lawn Tennis Club”, en la ciudad de Londres, Inglaterra. En la primera edición participaron 22 jugadores y 200 espectadores asisitieron a la final, el ganador de la prueba de individuales masculino fue Spencer William Gore.

Descarga E-books de Tenis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *